Procedimientos

La patología del plexo braquial

¿Qué es la patología del plexo braquial?

La patología del plexo braquial es una de las dos patologías más graves de nervio periférico, así como el dolor neuropático.

Podemos considerar la patología del plexo braquial como la más invalidante.

¿Qué es el plexo braquial?

De la médula , en la zona del cuello nos salen 5 nervios. Estos 5 nervios hacen como un entramado de carreteras y autopistas en la zona que va desde el cuello hasta debajo de la clavícula y de ahí forman todos los nervios que van al brazo.

Una lesión a este nivel, que puede afectar desde 1 hasta las 5 raíces principales puede provocar una lesión parcial o total de la función del brazo.

Para que nos entendamos, si tenemos un entramado de raíles en una estación de trenes de Barcelona, el plexo braquial sería el entramado de vías que va a Gerona, la vía que va a Tarragona, la vía que va a Lérida, o la vía que va a Zaragoza. La estación sería el plexo braquial con sus grandes vías principales.

Una lesión puede provocar el malfuncionamiento de todo el entramado  o “estación” (plexo braquial) o el malfuncionamiento concreto de un nervio periférico (una sola vía).

Muchas de estas cirugías reparadoras de plexo braquial tienen su origen en causas como accidentes de tráfico, cuando un paciente se ha estirado anormalmente el cuello, o como en intentos de suicidio con la misma consecuencia, teniendo como resultado directo la afectación del plexo braquial. Estas personas se arrancan estos nervios o se los lesionan.

Transferencias nerviosas cómo solución al la patología de plexo braquial.

Hasta hace pocos años sólo existía la opción de reparar estos nervios cosiéndolos con microcirugía. Hoy en día ya disponemos de alternativas más eficientes como las transferencias nerviosas.

Por ejemplo “tengo una excelente función del bíceps pero me he arrancado el nervio del cuello…..como el nervio tiene una capacidad de regeneración similar al de las ramas de un árbol, extirpamos un cable de ese nervio del brazo y lo implementamos o trasplantamos en el cuello para recuperar la funcionalidad de esa zona.”

Con la solución de este ejemplo no creamos un mal funcionamiento del nervio del brazo porque la naturaleza es tan sabia que habitualmente dota a los músculos de 3 y hasta 4 inervaciones, son como hilos redundantes o sobrantes. Por tanto, si extirpamos un nervio sano o funcional adecuadamente no pasa nada, ese músculo mantiene todas sus funcionalidades. Resulta imprescindible saber qué nervio seleccionamos para ser extirpado ya que podemos dejar al paciente sin una funcionalidad concreta.

Para evitar precisamente este tipo de errores trabajamos con un neurólogo en quirófano, de forma que éste analice las funciones eléctricas de cada nervio y nos resulte determinante en la identificación correcta del nervio a extirpar, para proceder posteriormente a su re-inserción allá donde se ha perdido un nervio periférico.

Preguntas frecuentes sobre el plexo braquial

¿Cómo distinguimos entre un problema de nervio periférico  y un problema de plexo braquial?

Este diagnóstico debe hacerlo el médico. El paciente nos dirá que ha perdido sensibilidad o que tiene dolor o que ha perdido cierta movilidad o motricidad de una extremidad. En realidad el nervio periférico del plexo braquial es como el título del tratamiento pero el contenido del diagnóstico y el contenido del tratamiento es un poco lo mismo que un problema de nervio periférico.

De todas formas la persona que desconozca el nombre de esta patología que le esté afectando buscará muy probablemente información a partir de palabras como parálisis, atrofia, o por dolor, que suelen ser los síntomas que nos darán pistas sobre el problema de plexo braquial.

¿Se pueden recuperar todo tipo de parálisis faciales, a partir de un nervio periférico como responsable?

En algunos casos podemos recuperar la funcionalidad de un nervio periférico facial totalmente. En otros casos la responsable de una parálisis facial puede ser una patología vírica  u otra enfermedad del nervio…y en estos casos no se puede recuperar la funcionalidad del nervio periférico.

¿Se puede reparar el plexo braquial?

Si, se puede reparar el plexo braquial y reponer totalmente la funcionalidad de sus nervios periféricos.

¿El plexo braquial pre-ganglionar, se puede reparar?

Las raíces del plexo braquial en origen están conectadas en la médula. Las raíces que se arrancan concretamente de la médula, esa parte concreta se llama plexo braquial pre-ganglionar.  Esa parte concreta del plexo braquial no se puede suturar con microcirugía porque a esa parte tan concreta no tenemos acceso (dentro de la médula ósea, protegida por las vértebras).

De todas formas , aunque la lesión sea pre-ganglionar habitualmente siempre se puede hacer algo para mejorar la función del hombro y con suerte del codo.

¿Se puede recuperar el plexo braquial completo?

“En parte”, si que podemos recuperar el plexo braquial completo, casi siempre no se puede recuperar en su totalidad.

¿Qué tiempo tengo para operarme con esperanzas de una recuperación completa de las funcionalidades del plexo braquial?

Lo óptimo para optar a una recuperación completa del plexo braquial es operarse antes de 6 meses de tener los primeros síntomas.

¿Cómo sé que tengo una afectación del plexo braquial?

Si tienes parálisis y/o dolor de la zona del hombro/brazo/mano con toda probabilidad tienes el plexo braquial afectado y por ende un nervio periférico.

¿Cuáles son las causas habituales de la afectación del plexo braquial?

Accidentes, cirugías, o algún tumor como tumores nerviosos suelen ser las causas más habituales de la afectación del plexo braquial.

map Centro MédicoTeknon


Dr. Joaquim Casañas
Consultorios Vilana
(despacho 122, planta baja)
Vilana, 12 · 08022 Barcelona
Tel: +34 93 393 32 22
e-mail: casanas@dr.teknon.es

/ ver google maps /